¿Pueden espiarnos a través de la webcam del portátil?

Probablemente habréis visto a muchas personas con una pegatina en la webcam de su portátil, y tal vez os haya parecido que es una medida un poco exagerada. Pero, ¿es posible que alguien nos espíe de forma remota a través de nuestra webcam sin que nosotros lo sepamos? La respuesta corta es que sí, es posible. Pero antes de que corráis a buscar una pegatina (o celo y un trocito de papel, para evitar ensuciarla), veamos algunas cosas más.

Hemos dicho que es posible, pero la cuestión es, ¿cómo de probable es? En general, esto depende de muchas cosas. Los virus utilizados para acceder remotamente al control de nuestro equipo se denominan RAT (Remote Access Trojan) y son un tipo de troyanos relativamente comunes. La buena noticia es que, precisamente por ser comunes, suelen ser detectados sin problemas por nuestro antivirus. Por supuesto, suponiendo que tengamos un software antivirus activado y correctamente actualizado.

Siempre que hablamos de seguridad informática en VADEJUEGOS solemos hacer hincapié en la importancia de tener un antivirus actualizado en nuestro equipo. El precio no es una excusa: si usamos Windows 7 o anterior, tenemos un gran número de opciones gratuitas (uno de mis favoritos, personalmente, es Avira). Si usamos Windows 8, el propio Windows Defender integrado en el sistema operativo es un antivirus bastante competente. Otro factor importante es que debemos tener siempre un único antivirus instalado en nuestro equipo.

Esto es especialmente importante en el caso de Windows 8, que al tener Windows Defender activado por defecto, dará problemas si intentamos instalar cualquier otro.

Volviendo al tema de la webcam, hay más cosas a tener en cuenta. Una de ellas es si la cámara tiene un piloto que avisa de cuando está encendida. Si la cámara está bien fabricada, este piloto no se podrá desactivar mediante software, con lo cual nos serviría perfectamente para detectar si estamos siendo espiados. El problema, por supuesto, es que es difícil saber si el fabricante ha hecho las cosas bien o no, así no que debería tomarse como una prueba definitiva. Otro asunto es preguntarnos si realmente la cámara de nuestro portátil puede grabar algo verdaderamente “personal”, aunque la respuesta a esto suele ser que sí.

En resumen: con un buen antivirus instalado es muy poco probable que nadie nos espíe. Y aunque ocurriese, lo más probable es nos diésemos cuenta gracias al piloto de la cámara. Aún así, sólo hay dos formas de estar completamente seguros: tapando la cámara o desconectando nuestro equipo de internet. Obviamente, la primera opción es más sencilla. A fin de cuentas, una pegatina no molesta y más vale prevenir que curar.

2018-05-20T17:51:49+00:00

About the autor: